top of page

Después de 10 años en eventos…esto es lo que aprendí de las fiestas:

pexels-photo-248427.jpeg

    Pareciera fácil…se vende como un «trabajo lleno de glamour» que en realidad lejos está de serlo. Después de 10 años de pertenecer a la industria de las bodas y los eventos, te puedo decir que de las fiestas aprendí:

  1. El pastel nunca se pide para el 100% de los invitados.

  2. No hay «tomador» más fiel que aquel al que le gusta el «Bacacho» (así le decimos en México al Bacardi Blanco)

  3. Reconoces a la enemiga descarada de la novia cuando va vestida de blanco el día de la boda.

  4. El peor enemigo de las mujeres somos nosotras mismas. Basta con observar a las damas cuidadosamente y ver como miran a la novia el día de la boda.

  5. Que como planner o proveedor de bodas debes de estar preparado y dispuesto a resolver tus propios problemas, porque nadie más lo hará por ti.

  6. Las damas de honor rara vez cumplirán con su función principal.

  7. Siempre hay una dama que envidia con todo su ser a la novia, aunque lo sepa disimular bien.

  8. El momento más emotivo es el de la novia bailando con su papá con un sabor a: «Gracias, te voy a extrañar siempre».

  9. Todos, aunque coman Maruchan en la oficina, el día de la boda prueban el menú como si fueran «gourmands».

  10. En cualquier fiesta se refleja la cultura, educación y otros valores de la gente.

  11. Todavía hay buenos amigos que cuidan al borracho.

  12. Por alguna extraña razón creemos que la